Castellanos promete venir al país

Bernardo Antonio Castellanos De Moya, imputado por la Procuraduría en el expediente Odebrecht por los sobornos pagados en el país, se desligó este martes de la acusación alegando que durante sus funciones en el Estado nunca ha manejado fondos públicos.
“En todos los años de servicio profesional, mis labores y funciones han sido meramente técnicas, nunca he tenido la responsabilidad de manejar fondos económicos asociados a las instituciones públicas y privadas en las que he laborado, y todo mi quehacer y responsabilidades en dichas instituciones, ha estado siempre circunscrito exclusivamente al área técnica asociada a mis competencias”, adujo y mencionó que laboró para la CDE, el INDRHI y actual CDEEE.

Al dar a conocer los nombres de los imputados en el expediente, el procurador Jean Alain Rodríguez, dijo que pediría que se emitiera una orden de arresto internacional contra Castellanos De Moya, quien dijo estaba en Panamá.

A través de un comunicado, el imputado, quien se encuentra fuera del país, garantizó que tan pronto concluya “unos compromisos profesionales” volverá a la República Dominicana para presentarse ante la Justicia “a la brevedad posible”.

“Acudiré de inmediato al requerimiento del Ministerio Público, con la frente en alto y con la esperanza de no recibir un trato humillante, ni atropellante, ni vejatorio como el que he visto reseñado en los medios de comunicación, con el aparataje policial que se llevó a cabo para detener a los implicados por el Ministerio Público en el caso de Odebrecht, ya que no soy un delincuente ni un prófugo de la Justicia como han pretendido presentarme”, expresó en su misiva, en la cual no precisa fecha ni el país en el que está.

Defendió la “honestidad” con que ha trabajado en la administración pública por más de 40 años y dijo que no posee riquezas y que vive en el mismo apartamento desde hace 31 años.

El Caribe