Maduro acusa a oposición de usar niños en las protestas

CARACAS.— El presidente Nicolás Maduro acusó el domingo a sus adversarios políticos de reclutar a niños y adolescentes para que participen en las protestas antigubernamentales que se registran casi a diario a Venezuela y anunció que solicitará la ayuda del papa Francisco para que haga un llamado al cese de esa supuesta práctica, cuyo objetivo sería utilizarlos para generar actos violentos.

En un acto con partidarios difundido por la televisión estatal, el gobernante indicó que enviara el lunes una carta oficial al pontífice para que “nos ayude y sirva de intermediario con la oposición venezolana para que deje de usar niños en manifestaciones violentas”.

Maduro además anunció la captura el sábado de un supuesto cabecilla de las protestas, quien habría confesado que varios “diputados de la derecha”, como llama a sus opositores, “captan a los jóvenes, les dan drogas, les dan dinero” para causar estragos.

Los comentarios del gobernante se produjeron cuatro días después de la muerte de Neomar Lander, de 17 años, quien según las autoridades, acudía con frecuencia a las protestas y falleció como consecuencia de una ruptura del pulmón izquierdo al momento en que supuestamente manipulaba un explosivo de fabricación casera.

Pero, los voceros de la oposición sostienen que el joven murió al ser impactado en el pecho por una bomba lacrimógena lanzada por los cuerpos de seguridad.

Las protestas antigubernamentales, desde finales de marzo, han dejado al menos 67 muertos, más de 1.300 heridos y cientos de detenidos.

La denuncia de Maduro también coincide con la reciente reunión de los jerarcas de la Iglesia católica venezolana con el papa Francisco en el Vaticano, en donde se les informó de la difícil situación que enfrenta la población.

La participación de jóvenes en protestas antigubernamentales _la mayoría de ellos estudiantes, incluyendo menores de 18 años_ ha sido una costumbre en este país sudamericano a lo largo de su historia.

En un homenaje a los jóvenes realizado el domingo en el este de Caracas, el diputado opositor Freddy Guevara afirmó que son parte de una “valiente generación” que ha “sacrificado su juventud por la libertad” de Venezuela.

La oposición sostiene que el gobierno de Maduro rápidamente se está transformando en un régimen autoritario y lleva más de dos meses protestando en las calles para exigir la celebración de elecciones generales anticipadas, el cese de la represión y la liberación de quienes considera presos políticos.

Horas más tarde en un vídeo difundido desde la cárcel, el líder opositor Leopoldo López afirmó que los militares venezolanos también “quieren cambio” y “quieren democracia” y los instó “a decir que no” a la orden de reprimir a las protestas. El video fue divulgado por la esposa de López, Lilian Tintori, a través de la cuenta de Twitter del dirigente opositor.

“Ustedes también tienen el derecho y el deber de rebelarse ante órdenes que buscan reprimir al pueblo venezolano, de rebelarse para hacer cumplir la Constitución”, agregó el dirigente, de 46 años, detenido en febrero de 2014 y condenado posteriormente a casi 14 años de prisión por promover unas protestas en Caracas que dejaron tres muertos y varias decenas de heridos y detenidos.

Guevara, que también ocupa la primera vicepresidente de la Asamblea Nacional, anunció la convocatoria de una nueva movilización el lunes rumbo al Tribunal Supremo de Justicia, acusado de estar controlado por el gobierno. Mencionó que los líderes opositores están considerando elevar la presión en las calles en las próximas semanas, incluso con una convocatoria a “una gran huelga nacional”, acotó Guevara.

El Caribe